Emsule ha puesto en marcha una Due Diligence para cumplir con sistema de prevención del delito y cumplimiento de la normativa (Corporate Compliance)

El modelo de Corporate Compliance o sistema de prevención y cumplimento normativo que existe en nuestro país, tiene como finalidad aplicar programas que fomenten actuaciones respetuosas con la ley, derivadas de la entidad y/o de los trabajadores, para así evitar la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

La manera de evitar posibles sanciones es, a través de programas de cumplimiento normativo. Estos programas sirven para prevenir los delitos que pudieran ser cometidos en un futuro, y de los que pueda ser responsable jurídica y penalmente la entidad.

Este modelo aparece en nuestro país en el momento en que las personas jurídicas comienzan a ser consideradas como sujetos responsables penalmente, por los actos o hechos delictivos cometidos por sus trabajadores. En concreto, desde la reforma del Código Penal en el año 2015. Es por ello que Emsule ha puesto en marcha una Due Diligence que es una investigación o auditoría elaborada por consultores externos, donde se examina en detalle las distintas áreas de la empresa para determinar si cumple con sus obligaciones con la ‘diligencia debida’ y no existen riesgos legales sustanciales derivados de su actividad.

El proceso de Due Diligence consiste en examinar la totalidad de los aspectos sobre los que versa el negocio y supone la detección de carencias o eventualidades no están controladas. Esta investigación cubre el ámbito financiero, contable y comercial, así como los aspectos tecnológicos, administrativos, fiscales, laborales, legales, medioambientales, etc. Todo ello con el fin de cubrir todos los espectros existentes en la compañía.

Deja un comentario